EL CABILDO LICITA LA INSTALACIÓN DE 988 PLACAS FOTOVOLTAICAS PARA LA DESALADORA DE ARUCAS-MOYA EN GRAN CANARIA

27 de octubre de 2017

El Cabildo de Gran Canaria ha sacado a concurso la instalación de 988 placas fotovoltaicas en la cubierta de la planta desaladora de Arucas-Moya, una obra incluida en el Plan Renovagua para implantar el uso de energías renovables en 26 instalaciones del Consejo Insular de Aguas.

La instalación fotovoltaica ocupará 1.600 metros cuadrados y tendrá una potencia de 271,7 kilovatios, lo que equivale a generar cada año 416.000 kilovatios por hora de energía para el autoconsumo de esta dependencia situada en Bañaderos y que suministra agua desalada a los municipios de Arucas, Moya y Firgas, explicó el titular de la Consejería de Sector Primario y Soberanía Alimentaria, Miguel Hidalgo.

Esta obra, que tendrá un plazo de ejecución de seis meses, se enmarca en el plan Renovagua, que prevé la inversión de más de 18 millones para dejar de emitir 17.423 toneladas de CO2 a la atmósfera y dejar de importar 4.700 toneladas de petróleo, lo que supone un ahorro de más de 2 millones de euros al año.

El valor de la licitación, publicado en el Boletín Oficial de Las Palmas, es de 789.580 euros provenientes del Fdcan. Toda la información sobre este pliego y las cláusulas administrativas, cuyo plazo de presentación de ofertas finaliza el 20 de noviembre, están disponibles en http://www.aguasgrancanaria.com/.

Bocabarranco

Esta licitación se suma a la publicada la pasada semana para instalar 380 placas fotovoltaicas en la cubierta de la desaladora de Bocabarranco por un valor de 503.000 euros, una instalación que ocupará 1.000 metros cuadrados y, con una potencia instalada de 99,9 kilovatios, que generará cada año 159.840 kilovatios por hora de energía destinada al autoconsumo de esta dependencia situada en el municipio de Gáldar.

Una apuesta por las energías renovables

Las desaladoras que funcionarán con energías renovables son las de Roque Prieto, Bocabarranco y La Aldea, que tendrán eólica y fotovoltaica, y los terciarios de Barranco Seco y Guía-Gáldar con placas fotovoltaicas, además de las depuradoras de Jinámar y Guía-Gáldar con eólica y las de Arguineguín, Puerto de Mogán, Agaete, Bañaderos y Cabo Verde que tendrán energía solar.

El resto de dependencias son las estaciones de bombeo de Cruz de Pineda, Barranco Seco, Llanos del Charco, Fondillo, Lomo Cementerio, La Charca, Arinaga, Cendro, El Pinillo y Lomo Grande, que usarán energía solar para el autoconsumo, Cuesta La Arena con fotovoltaica y mini-hidráulica, el Depósito de El Calvario que instalará placas solares y la Nave del Consejo Insular de Aguas en Los Corralillos dispondrá de un aerogenerador y placas fotovoltaicas.

El consumo energético anual del Consejo Insular de Aguas es de 7 millones, que representa el 5,3 por ciento de la energía eléctrica que hay en la red, equivalente al consumo de 17.000 viviendas y una población de 51.000 habitantes.