EL ESTADO CONFIRMA AL CABILDO QUE AGILIZARÁ EL PERMISO DEL EMISARIO SUBMARINO DE GÁLDAR, LO QUE PERMITIRÁ REABRIR LA PLAYA TRAS 30 AÑOS

23 de junio de 2017

El Ministerio de Medio Ambiente ha confirmado al Cabido de Gran Canaria que agilizará los permisos para que construya el emisario submarino de Gáldar, lo que solucionará el problema de vertidos de la playa de Bocabarranco y permitirá abrirla a los bañistas tras más de 30 años cerrada, anunció ayer el titular de la Consejería de Sector Primario y Soberanía Alimentaria del Cabildo de Gran Canaria, Miguel Hidalgo, tras la reunión mantenida en Madrid junto al alcalde del municipio, Teodoro Sosa.

Este compromiso del Ministerio de Medio Ambiente posibilita que el Cabildo pueda dotar a la comarca del Norte de una obra hidráulica necesaria para acabar con los problemas medioambientales en la costa de Gáldar, por lo que la Institución destinará a esta obra 5,8 millones a través de los fondos del Fdcan, financiados al 50 por ciento por el Cabildo y el Gobierno canario.

Esta noticia supone el comienzo de la cuenta atrás para la recuperación definitiva de esta playa de Gáldar para la que el Ayuntamiento lleva décadas demandando una solución definitiva”, explicó Miguel Hidalgo tras el encuentro con la directora general de Sostenibilidad de la Costa y del Mar del Ministerio de Medio Ambiente, Raquel Orts, acompañado también por el gerente del Consejo Insular de Aguas, Gerardo Henríquez.

Raquel Orts transmitió al consejero del Cabildo el apoyo del Ministerio para agilizar la concesión administrativa de ocupación de dominio público marítimo terrestre para llevar a cabo el proyecto del Cabildo para perforar un túnel de 2,5 metros de diámetro a través del fondo rocoso, entre la piscina de Emiliano y la playa de Bocabarranco, que permitirá alejar los vertidos a más de mil metros de la orilla.

La noticia más esperada para el Norte

Esta es la noticia más esperada para los galdenses”, aseguró el alcalde, puesto que una vez resuelto este trámite, el proyecto del emisario estará cada vez más cerca y pondrá fin a años de lucha y la superación de complicaciones y retrasos.

A lo largo de esos años han sido varios los intentos para dar solución a estos vertidos con proyectos que no tuvieron el resultado esperado, como la idea de sacar el emisario a través de la playa, que quedó descartada debido a los fondos arenosos y a las fuertes corrientes, ni tampoco fue factible el proyecto de sacar el emisario por la zona de Caleta.

Teodoro Sosa agradeció el apoyo del Cabildo de Gran Canaria en este mandato por dar respuesta y agilizar el proyecto del emisario a través del Consejo Insular de Aguas, que “ha hecho todo lo que ha estado en sus manos para no demorar más en el tiempo esta actuación tan necesaria”.