UNA VEINTENA DE BODEGAS COMPITEN CON 40 CALDOS EN LA CATA DE VINOS DE GRAN CANARIA

9 de junio de 2017

Una veintena de bodegas incluidas en la denominación de origen de la Isla compite con 40 caldos de su creación a la XXII Cata de Vinos de Gran Canaria, que acogió la Casa del Vino de Santa Brígida este jueves después de la preselección realizada por el jurado el miércoles.

La cifra es mayor de la esperada tras la reducida vendimia cosechada por los viticultores en esta añada, influida por condiciones climatológicas adversas para este cultivo, lo que pone de manifiesto el esfuerzo realizado por los productores para estar presentes en esta cita ineludible de su sector, subrayó el titular de la Consejería de Sector Primario y Soberanía Alimentaria del Cabildo de Gran Canaria, Miguel Hidalgo.

La Cata de Vinos de Gran Canaria de este año comenzó el miércoles 7 de junio con la preselección de caldos por parte del jurado, compuesto por 15 catadores profesionales de todas las Islas y habilitados por la Consejería de Agricultura del Gobierno de Canarias para el desempeño de esta labor.

Este panel de cata fue el encargado de evaluar las características en fase visual, olfativa y gustativa hasta escoger diez vinos en la categoría de tinto joven, de los 22 que han sido presentados por los viticultores y bodegueros grancanarios.

Las categorías de blanco seco por un lado y de semisecos, semidulces, dulces y licorosos, por otro, quedaron con los nueve vinos presentados por cada una de ellas para aspirar a premio en la segunda y definitiva jornada del concurso.

El jurado comenzó el proceso de cata tras la inauguración de la jornada y dedicó la tarde a estudiar en profundidad los vinos que entraron en concurso mediante el sistema de cata a ciegas y siguiendo las tres fases necesarias para reconocer un buen vino: la visual, la olfativa y la gustativa.

En la fase visual, el jurado valora la limpieza, el brillo y el color de los caldos presentados, mientras que en la fase olfativa atienden a la intensidad y la calidad de los aromas. La fase gustativa se centra en la intensidad en boca, la calidad del vino y la armonía de todos los factores percibidos por el paladar.

El Cabildo, que dará a conocer los galardonados en los próximos días, entregará 300 euros al primer clasificado de cada categoría y 200 euros al ganador en la sección de mejor imagen, si bien lucir el distintivo es el mayor galardón para los bodegueros.

Gran Canaria ofrece nada menos que 35 variedades de uva diferentes, una materia prima que se transforma en vinos únicos, impregnados del sabor del origen volcánico que subyace en la tierra de la Isla y aderezados con una climatología que invita a esta variedad tan apreciada por los expertos y los paladares.

Gran Canaria cuenta con 70 bodegas, 54 de ellas embotelladoras, 235 hectáreas de viñedos y más de 350 vitivinicultores que este año han conseguido vendimiar 306.000 kilos de uva a pesar de las inclemencias del clima, lo que no ha afectado en absoluto a la calidad.

 

Puedes ver todas las fotografías del evento en este enlace.