Mango, un trozo del Caribe en Gran Canaria

 

Las comarcas del sur y suroeste de Gran Canaria, especialmente el Valle de Mogán, mantienen un microclima perfecto para la producción de mangos. Un árbol que crece fuerte y hasta vigoroso y que tolera mejor que otros tropicales los vientos y los húmedos fríos invernales.

 

Su floración se produce entre mayo y los inicios del mes de junio. El color de esta fruta es rojo ligeramente rosado. Su carne es firme, su sabor es dulzón y su aroma más que agradable. El peso de cada pieza de fruta suele oscilar entre los 400 y los 600 gramos y la maduración va desde mediados del mes de junio a los primeros días de septiembre. Quienes conocen las variedades de mango de Mogán, distinguen con facilidad los mactices de sabor de esta fruta.

 

Mogán cultiva el 40% del mango que crece en la isla de Gran Canaria, de 16 a 20 toneladas por año, un 20% de toda la producción de Canarias. Un evento anual, la Feria del Aguacate y el Mango de Verano en Mogán reaviva el valor de esta fruta, cada mes de agosto, en tiempo de la recogida de la cosecha local.

 

Mango, un trozo del Caribe tropical en Gran Canaria.