Frutas tropicales, experiencias de futuro

 

Gran Canaria cuenta con un clima excepcional para el cultivo de variedades de frutas tropicales.

 

La globalización del consumo y la llegada de inmigrantes a la Gran Canaria en busca de trabajo en los últimos años, ha generado una sensible variación en los gustos del consumidor medio que los productores agrícolas insulares han descubierto como oportunidades para diversificar las producciones de sus explotaciones.

 

A los cultivos de mango en Mogán, y a los de guayabas, piña tropical, aguacate o papaya repartidos por algunos municipios de la Isla y que abrieron mercados hace unos años, se han sumado en la actualidad experiencias con guanábana, pitaya, lichi, tamarindo o carambola que representan apuestas de futuro, con un matiz innovador, para una parte del sector agrícola de Gran Canaria.

 

Frutas tropicales, experiencias de futuro.