Mermeladas artesanas, dulce originalidad

La costumbre de aprovechar la fruta y la verdura que sobraba o que no se iba a vender y convertirla en deliciosas mermeladas y dulces nos permite hoy día poder saborear estos productos envasados con el aval de estar elaborados con fruta y hortalizas del campo grancanario y de manera artesanal. Materia prima bien seleccionada y trabajada con manos expertas.

 

Las mermeladas artesanales son comercializadas por muy pocas empresas en Gran Canaria. Su elaboración con frutas de temporada, adquiridas directamente a agricultores o en grandes mercados, hace de estas conservas un producto lleno de sabor, frescura.., y dulzura.

 

A la hora de hacer mermelada, se lava bien la fruta (para algunas de menor calidad se utiliza la pulpa y se le añade azúcar, canela en rama o en polvo y zumo de limón, que actúa como conservante. El resultado de esta mezcla se guisa a fuego lento, muy despacio.

 

Los sabores de esta confitura son casi innumerables. En la isla pueden encontrarse mermeladas de las frutas más tradicionales como fresa, naranja, ciruela, tuno, higo, mango, papaya o piña, pero también de plátano, guayabo, tomate, pimiento, calabaza, cebolla, calabacín o berros.

 

Mermeladas artesanas, dulce originalidad.