Yogures de Gran Canaria de kilómetro cero

 

El yogur es un derivado de la leche que entró a formar parte de las dietas populares de los grancanarios cuando las cadenas de distribución de alimentos comenzaron a enviar las primeras marcas refrigeradas desde la Península a principios de la década de 1970.

 

Pasó poco hasta que algunas empresas locales comenzaran a producir sus propias líneas de yogures para el mercado local. Ése fue el comienzo de todo.

 

En la actualidad, nuevos hábitos de consumo, han colocado la producción de yogur local en otro nivel.

 

Algunos productores de lácteo destinan una pequeña parte de sus producciones a envasar yogures con leche de vaca.

 

Pero son los elaborados con leche de cabra los que marcan diferencia y excelencia en un mercado con un número de consumidores muy pequeño, pero que no para de crecer.

 

El yogur de calidad de Gran Canaria, un producto de kilómetro cero por naturaleza, tiene futuro.