Carnes para todos los gustos

 

Cabrito o cabra en salsa, carne compuesta para puchero, carne fiesta, carajacas, mojo cochino, chicharrones, morcillas o embutidos han sido, y son, muy diferentes formas de apreciar el valor y la calidad de los productos cárnicos locales en la gastronomía tradicional de Gran Canaria. Todo un mundo por descubrir.

 

La vaca del país es el resultado de cruces de diferentes razas con el objetivo de adaptar a los animales a las especiales condiciones de la Isla. La vaca del país es austera y produce un poco de todo, queso, carne, tiro, estiércol....La carne de res siempre ha estado presente en la gastronomía de Gran Canaria, bien como costillas, como carne para componer o como carajacas, a los que se han sumado en los últimos años chuletones de carne fresca del país. Una carne que no falta en ningún grill de calidad.

 

La cabra majorera tiene su origen en la época prehispánica. Hoy, la carne de estos animales es también muy apreciada, existiendo toda una cultura gastronómica que incluye formas de prepararlas muy variadas y que incluyen el cabrito frito majorero o la carne de machorra guisada. Se trata de una carne que procede de un animal que mantiene una alimentación natural en el campo y que la convierte en un producto sano. Y exquisito.

 

La Oveja Pelibuey es una raza de ovejas de crianza igualmente antigua en Gran Canaria. Están emparentadas con las ovejas norteafricanas y llegaron con toda seguridad con los primeros pobladores de las Islas. Se trata de una oveja con pelo en vez de lana que se alimenta de forrajes verdes y de fruta y que se ha ganado un lugar entre las carnes de la gastronomía grancanaria.

 

La Oveja Canaria, por su parte, tiene un origen peninsular. Se las distingue por su lana y por su aptitud lechera. Estos animales producen una carne exquisita, no sólo de cordero, que se suele consumir al horno en Pascua, sino también de oveja adulta que se suele preparar guisada que es un plato de fiesta en el ámbito rural.

 

La carne de cochino negro es otra de las excelencias de la gastronomía canaria. La raza es el resultado también de cruces entre el cerdo que criaron los aborígenes canarios y diferentes troncos raciales europeos del mismo animal. La carne de estos animales tiene unas características de calidad excepcionales, aroma o infiltración de grasa que la han convertido en un producto con demanda creciente.

 

Carnes para todos los gustos.