La pesca en Gran Canaria

 

Más allá de los metros de eslora de las embarcaciones, la actividad en Canarias tiene unas características ambientales, sociales y económicas específicas que, unidas a la estrechez de la plataforma insular, el carácter oligotrófico (bajo contenido en nutrientes) de sus aguas y el predominio de fondos marinos abruptos, limitan a que la explotación de los recursos marinos sea llevada a cabo exclusivamente mediante técnicas de pesca artesanal.

 

Dada la cercanía de los caladeros, las mareas realizadas por los pescadores son diarias. Dependiendo del arte que vayan a emplear, los pescadores salen a faenar al amanecer o al atardecer, regresando a tierra aproximadamente entre cinco y siete horas más tarde. A veces, si la 'pesca ha sido floja' y el tiempo y las mareas lo permiten, al regresar a tierra cambian de arte y vuelven a salir a faenar. En cualquier caso, la jornada no acaba cuando vuelven a tierra puesto que es habitual que, tras un merecido descanso, vuelvan al puerto a reparar y poner a punto las artes para la siguiente jornada. Así es la dura vida del pescador isleño.

 

Si quiere saber más, ¿qué tal si echa un vistazo al manual de buenas prácticas del medio marino en este enlace?.