EL CABILDO DESTINA 18.000 EUROS AL CONTROL DE LA MOSCA DE LA FRUTA EN LOS MANGOS Y FRUTALES DE HUESO Y PEPITA

1 de junio de 2017

El Cabildo de Gran Canaria destina 18.000 euros a la campaña de control de la mosca de la fruta que afecta a los mangos y a frutales de hueso y pepita de la Isla, un insecto muy extendido en Gran Canaria y a nivel mundial que es muy difícil de controlar.

La aportación ha sido gestionada a través de un concurso público destinado a los titulares de explotaciones agrícolas que cultivan mangos, albaricoques, duraznos, peras y nectarinas, informó el titular de la Consejería de Sector Primario y Soberanía Alimentaria del Cabildo de Gran Canaria, Miguel Hidalgo.

Los agricultores que lo han solicitado y cumplan con los requisitos reciben una trampa o mosquero que contiene un atrayente alimenticio y cuya tapa está impregnada con insecticida. La mosca, una vez en la trampa, muere y la plaga puede controlarse de forma respetuosa con el fruto, el árbol y el medio ambiente.

El Cabildo de Gran Canaria, la única institución pública del Archipiélago que colabora en combatir esta plaga, aporta el 75 por ciento del coste de los mosqueros, una ayuda muy necesaria para evitar no sólo la pérdida de producción sino también el buen aspecto de la fruta lograda.

La ayuda que ofrece por tercer año consecutivo el Cabildo está destinada a los agricultores grancanarios que dispongan de al menos 60 árboles en una superficie mínima de 1.000 metros cuadrados.