Aguacate de Gran Canaria, calidad contrastada

 

 

El aguacate de Gran Canaria es un producto perfecto para la exportación, por su calidad, que incluso es muy reclamado por los distribuidores. Su calidad está muy por encima del malagueño que pasa por ser el aguacate europeo cultivado que ocupa la mayor superficie de todos los producidos del continente.

 

El aguacate se cultiva en Gran Canaria sobre todo en Mogán, la Adea de San Nicolás y en Agaete. En La Aldea, está muy presente en el calendario local con una Feria del Aguacate y del Mango de Verano y otra del Aguacate de Invierno.

 

El cultivo del aguacate en la Isla no requiere cuidados excesivos ni de obras, apenas un control de el riego y de las hierbas. La variedad más común en la zonas bajas de la costa es la 'fuerte'.

 

El aguacate en Gran Canaria es un recurrente componente de las ensaladas locales, pero también se le puede ver como guarnición o formando parte de la salsa guacamole.

 

El aguacate tiene un gran contenido en aceites vegetales, por lo que se recomienda su consumo moderado por sus altos contenidos en materia grasa y por su gran aportación calórica. En cualquier caso, el aceite del aguacate proporciona propiedades antioxidantes y vitaminas A, E, B1, B2 y B3, ácidos grasos, minerales y proteínas.