Hortalizas de Gran Canaria, salud en colores

 

 

La variedad de microclimas y hábitats de Gran Canaria ha favorecido a lo largo de los siglos el desarrollo de una actividad agraria muy diversa y valiosa desde el punto de vista de su singularidad y potencial genético.

 

Se trata de productos de la tierra muy demandados por los consumidores, muy bien valorados y, en muchas ocasiones, introducidos en los mercados como productos de kilómetro cero.

 

Los mercados grancanarios ofrecen hortalizas durante todo el año. Destacan por su variedad.

 

Berros, lechugas, pepinos, habichuelas, espinacas, zanahorias, berenjenas, tomates asurcados, coliflor, coles, puerros, cebollas, calabacines, remolacha y un larguísimo etcétera.

 

Productos que llenan los mercados a pesar de basarse en producciones modestas.

 

Las hortalizas cultivadas en Gran Canaria hacen color y salud.